Toropí, descubrimiento e investigación

Cultura

17 de junio de 2020

En las afueras de la ciudad de Bella Vista, a 150 kilómetros de la capital de Corrientes, se encuentra una de las mayores reservas de fósiles del norte de la Argentina: el arroyo Toropí.

La gran diversidad de especies y el excelente estado de conservación en el que se encuentran los restos sorprende a los paleontólogos, quienes llegan hasta la enorme cárcava erosiva formada allí para buscar elementos que permitan reconstruir la evolución y desaparición de la fauna prehistórica en Sudamérica.

Patrimonio Paleontológico de la provincia de Corrientes

La reserva de Toropí ha sido declarada “Patrimonio Paleontológico de la provincia de Corrientes” mediante la ley provincial 6165/12 y la Ordenanza Municipal 651/7.

En Toropí se hallaron restos fósiles de más de 40 especies animales, que constituyen un patrimonio único en Sudamérica, pues en Toropí se registró presencia de gran cantidad de especies que configuraron una época de enormes mamíferos.

Los trabajos en Toropí comenzaron hace más de 40 años, a cargo de científicos del Centro de Ecología Aplicada del Litoral (CECOAL, CONICET – UNNE) y de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE). Durante la última década y media, las campañas se hicieron más frecuentes y se multiplicaron los hallazgos de grandes mamíferos extintos, como mastodontes, gliptodontes o toxodontes.